Cochabamba, Bolivia Forecast

La moda ya no tiene restricciones para mostrar un dorso descubierto. Todo un símbolo de la sensualidad femenina.


Atrévete a vestir exuberantes escotes que muestran un lindo busto y, también una espalda seductora, que te dejen escapar tus atributos ¡y disfrutar de las noches calurosas!
Un dorso descubierto. Un vestido escotado es un símbolo de sensualidad, pues, la moda ya no tiene restricciones para mostrar parte del cuerpo que roba tantas miradas. Si tienes una espalda perfecta, posees un gran atractivo, digno de ser mostrado. No esperes más para lucirlos.
Es que no sólo las famosas desafían con prendas insinuantes, toda mujer debe tener presente hasta dónde quiere 'mostrar' su esencia femenina y exhibir acalorados escotes. La piel al descubierto invita al calor humano y, además, es una manera de estar a la moda.
Los diseñadores más reconocidos como Stella McCartney y Carolina Herrera siguen dando rienda suelta a su creatividad y fantasía, justamente, a través de sus últimas colecciones, con atrevidos diseños super escotados. Sin embargo, los vestidos muchas veces son sencillísimos haciendo homenaje a una silueta bien cuidada, decorándola de manera fabulosa.
Al momento de comprar una pieza de tela, o escoger un traje en una casa de moda, podemos equivocarnos, pues, sencillamente, no conocemos la calidad y las texturas de las telas. Ten presente: ¿cuál de las tantas telas te conviene más, sea para confeccionar un vestido de calle o de cóctel?
Damasco: tejido de algodón, que combina hilos de seda formando un estampado en relieve.
Gasa o muselina: seda fina y transparente empleada muy a menudo para mangas, escotes, blusas o sobrefaldas.
Muaré: textura fuerte al tacto, dibuja aguas.
Organza: entramado de finos hilos de seda que forman una delicada textura. Resulta casi transparente.
Organza satinada: una organza muy tupida.
Otomán: tela gruesa y dura de seda con una textura de líneas finas en relieve.
Piqué: tela en algodón con textura en relieve y gran caída.