Cochabamba, Bolivia Forecast

Llegan 1.500 delegaciones a la transmisión de mando.

Un poco apretados, pero todos estarán en el acto de transmisión de mando al nuevo presidente electo, Evo Morales Aima, al menos ése es el plan que tiene Protocolo de la Cancillería de la República, que prevé la presencia de alrededor de 1.500 delegaciones internacionales y nacionales en el acto del 22 de enero próximo.

El hemiciclo del Parlamento resultará pequeño para recibir a las delegaciones diplomáticas, pero también la Prefectura de La Paz, que apenas acogerá a los aproximadamente 700 periodistas acreditados que instalarán sus redacciones en este edificio y los mejores hoteles de la ciudad que dispondrán de toda su capacidad para albergar a los invitados especiales; el Poder Ejecutivo espera no afrontar ningún imponderable.

Los hoteles cinco estrellas de la Sede de Gobierno funcionarán al tope de su capacidad y es posible que se requiera los servicios de otros con menos estrellas. El Hotel Radisson que cuenta con 239 habitaciones, entre ellas 10 suites presidenciales y El Plaza, que cuenta con 147 habitaciones, entre ellas seis suites familiares y una presidencial, se aprestan para recibir a las delegaciones presidenciales.

Además del reducido espacio físico, se deberá apretar el presupuesto destinado al acto, explica el vocero del Movimiento Al Socialismo (MAS), Álex Contreras. "Tenemos que mantenernos dentro del margen de costos menores", añade, a pesar de que se tuvo que erogar más dinero del acostumbrado para la transmisión de mando.

La Cancillería de la República dispone de 10 millones de bolivianos para todos los gastos. "Generalmente es un presupuesto menor y el Gobierno ha estimado el gran interés del evento y ha incrementado el dinero", indica el vocero del MAS.

Los invitados

El Ministerio de Relaciones Exteriores envió 163 invitaciones a jefes de Estado de varios países, además de representantes de 10 instituciones internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Comunidad Andina (CAN), el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Por su parte, Contreras afirma que su partido envió 180 invitaciones a personalidades de diversos ámbitos y a organizaciones sociales y políticas del mundo, como el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de México, los Piqueteros de Argentina, el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil.

Además se invitó a premios Nobel como Rigoberta Menchú, Adolfo Pérez Esquivel y Gabriel García Márquez.

A la fecha, la Cancillería recibió la confirmación de la asistencia de los mandatarios de Perú, Paraguay, Argentina, Brasil, Ecuador y España, además del representante de la CAF.

René Gallardo, coordinador nacional de Transmisión del Mando Presidencial de la Cancillería, señala que las confirmaciones serán recibidas tentativamente hasta el 12 de enero.

Según el representante del Gobierno, de las confirmaciones de asistencia dependen el transporte, la hotelería y los sistemas de seguridad.

Los hoteles, al máximo

La Cancillería prevé que la transmisión del mando contará con una numerosa asistencia, posiblemente la mayor de la década reciente. Tan sólo en el aspecto del hospedaje se han considerado los servicios de más hoteles cinco estrellas, entre ellos el Radisson, Presidente, Plaza, Casa Grande, Camino Real y Europa.

Entre todos estos centros se puede llegar a disponer de 40 suites presidenciales, que albergarán entre uno y tres días a los mandatarios.

Según Gallardo, los hoteles de La Paz "cubren los requerimientos de espacio y comodidad" de los diplomáticos. Si llegan más presidentes a Bolivia, el hospedaje deberá ser sorteado entre ellos.

Entre las comodidades que los hoteles de cinco estrellas brindarán a los diplomáticos estarán los servicios expresos a la habitación, atención de emergencias, espacio para los vehículos prestados, además de contingentes de seguridad desplegados por el Gobierno y el mismo hotel.

Por lo general, las suites presidenciales (pequeños y cómodos departamentos de dos ambientes) cuentan con un baño privado con servicio de hidromasaje, una cama matrimonial, servicios de televisión, cable y vídeo, Internet, cocina, sala, calefacción, teléfono, frigobar, caja de seguridad y mudas de ropa (entre camisas, corbatas y calcetines).

Los precios de las suites varían desde los 200 hasta los 500 dólares la noche por persona, "pero la Cancillería de la República se ocupa de todos estos gastos mediante los contratos que firmamos con los hoteles", explica Gallardo.

Se restringirá la asistencia

René Gallardo, coordinador nacional de Transmisión del Mando Presidencial de la Chancillería, prevé que más allá del espacio en los hoteles, lo que preocupa "un poco" es el tamaño del hemiciclo del Poder Legislativo, "que es bastante reducido para la capacidad de gente que esperamos en el acto principal".

Para esto, la unidad organizadora aplicará fórmulas de distribución: para herederos (príncipes) o jefes de Estado se aplicará el "uno más tres", que quiere decir que el mandatario tendrá opción hasta un tope de tres acompañantes. Para vicepresidentes se aplicará el "uno más dos"; para ministros delegados el "uno más uno" y para embajadores delegados "sólo uno".

Los mismos principios serán aplicados a las recepciones sociales en las que haya un cupo restringido para los invitados especiales y para la prensa nacional e internacional.

La cobertura informativa

Para los periodistas se ha previsto la instalación de una enorme sala de prensa en la Prefectura paceña, que albergará a 700 personas asociadas a medios de comunicación, entre fotógrafos, camarógrafos, reporteros y equipo técnico.

"Esta es la cantidad que podríamos acreditar", explica Gallardo, y añade que para facilitar el trámite la Cancillería habilitó un sistema de registro electrónico mediante la página web del Ministerio.

Antes, la comisión se encargará de "armar una oficina de acreditaciones", dice Gallardo, que otorgará los pases oficiales a los medios nacionales e internacionales para los actos programados para el 21, 22 y 23 de enero.

El único medio autorizado para transmitir el acto de transmisión del mando presidencial es el canal estatal, Televisión Boliviana (TVB 7), que contará con dos unidades: una en el Parlamento y otra en la plaza Murillo, explica el director de este medio, Julio Peñaloza.

Añade que el día de la transmisión de mando sólo podrán ingresar a las dependencias del hemiciclo parlamentario fotógrafos de medios impresos autorizados.

Empieza el trabajo intenso

René Gallardo afirma que la posesión del nuevo Gobierno demandará mayor personal para el trabajo de las comisiones: Hotelería, Transporte, Seguridad, Aeropuerto, Acreditación, Salud, Congreso, Logística, Enlaces, Bilaterales, el Comité del MAS y el Comité de Prensa.

Por ahora el trabajo ocupa a los jefes de comisión y a la unidad de Ceremonial y Protocolo, pero desde esta semana se incluirá a un mínimo de cuatro personas por comisión.

Para el área de Seguridad, se coordina el trabajo con la Policía y las Fuerzas Armadas, que desplegarán aproximadamente unos 8.000 efectivos para resguardar instalaciones, personas y vehículos.

Tan sólo las "cápsulas de protección" (grupos de seguridad movilizados en las caravanas que transportarán a las delegaciones) para los mandatarios y sus equipos precisan más de diez efectivos cada una.

Para escoltar a las autoridades se requieren de tres motos patrulleras y una patrulla del 110 por delante, un vehículo para el equipo de apoyo, el coche VIP que transportará al invitado, otras tres patrullas en motocicletas y una ambulancia al final. Pero el dispositivo de seguridad variará de acuerdo con la delegación.